LAS SIRENAS DEL CNS PONTEVEDRA SE PREPARAN PARA BRILLAR EN MARÍN

LAS SIRENAS DEL CNS PONTEVEDRA SE PREPARAN PARA BRILLAR EN MARÍN

La natación sincronizada es uno de los deportes olímpicos más fascinantes. Exige preparación individual y entrenamiento en grupo, complementada con el sentido de la responsabilidad y compromiso por parte de todas las nadadoras integrantes de los equipos.

El Club Natación Sincronizada Pontevedra (CNS Pontevedra) inició su andadura en la temporada 2005 / 2006 con el amadrinamento de una gran campeona en la disciplina como es Paola Tirados y con el objetivo de promocionar la práctica de este deporte entre la población infantil y juvenil, con niñas a partir de los 6 años de edad. Fue el primer club de la ciudad en federarse y en participar en competiciones oficiales. Actualmente, acompañado de otros diez clubes más, conserva un puesto relevante en las clasificaciones deportivas y ha sido nombrado mejor club gallego en la categoría de nivel en junio de 2015.

Para conocer de cerca este deporte  ̶ que combina multitud de disciplinas como la natación, el ballet o la expresión corporal ̶ entrevistamos a las que más saben de esto. Elena Silva y Alba Quiroga son nadadora y entrenadora del CNS Pontevedra. Nos cuentan cómo es su día a día, su rutina de entrenamientos y qué es lo que las enamoró de este deporte.

¿Qué es lo que te atrajo de este deporte?
Elena: Era diferente a los demás deportes. Me gustaba nadar y también bailar y cómo era diferente dije, ¡hay que probar! Y así empecé a los 7 años. Este deporte, una vez que empiezas ya no lo puedes dejar.
Alba: Yo empecé en este deporte a los 8 años. Me encantaba nadar y yo hice baile toda la vida. Un día, junto a una amiga, descubrimos este deporte, probamos, y aquí me quedé.

¿Cuántas horas entrena una nadadora de sincronizada?
Elena: Depende un poco de la categoría en la que se esté. Entrenamos de lunes a viernes. Los días que más entrenamos hacemos unas 4 horas y media, aproximadamente.
Alba: Según el nivel, pero las niñas de entre 12 a 18 años, entrenan una media de 3-4 horas, cinco días a la semana.

¿Cuál es la rutina de entrenamientos?
Elena: Siempre nadamos bastante, porque a pesar de que, quizás, se vea más la parte de piruetas y coreográfica, hay que saber nadar bien y tener fuerza. Luego practicamos los ejercicios según el tipo de competición que tengamos más cerca.
Alba: Fuera del agua nos dedicamos a físico y flexibilidad: abdominales, flexiones, etc. Y dentro del agua, buceo, flexibilidad y también se trabaja la expresión corporal y por supuesto, natación.

¿Cuáles son las posiciones clave de este deporte?
Elena: La básica, que es ponerse boca arriba en el agua y con las manos debajo del culo se rema y se flota en la superficie. La vertical, con la cabeza y el tronco dentro del agua se hace la remada americana, que es poner las manos a 90 grados y moverlas, y tienes que intentar sacar lo máximo de pierna para fuera.
Alba: Hay diferentes partes en la sincro. Una parte “aburrida”, la que no se ve en la tele, que cada competidora por individual se pone delante de los jueces y realiza una diferentes movimientos. Y luego está la coreográfica, que es la parte bonita. En esa parte de figuras, uno de los movimientos clave es la “barracuda” que es conseguir la máxima altura con el cuerpo pero desde abajo, desde los pies. Se necesita mucha técnica y control corporal. En las coreografías se valora una parte artística, otra técnica y luego la ejecución. Cada una de esas partes tiene un porcentaje y cada juez está especializado en una de esas partes. Lo más difícil siempre es la ejecución, porque a lo mejor en un equipo de ocho niñas, una tiene muy buena técnica y otra no tanto, pero en la ejecución es donde se notan más los fallos.

¿Cómo compagináis los estudios con los entrenamientos?
Elena: Yo creo que si no estuviera haciendo un deporte me costaría más. Si tuviera mucho tiempo libre, quizás me acomodaría. Al saber que luego tengo que entrenar, ya me pongo a estudiar antes. Sólo es acostumbrarse. Al principio cuesta un poco, pero luego se lleva bien.
Alba: Cuando era nadadora siempre he llevado mejor venir todos los días entrenar y organizarme bien para estar a las 6 en la piscina. Al final cuanto más tiempo libre tenía, menos estudiaba. Y ahora que estoy haciendo mis prácticas laborales, es lo mismo.

¿Cuáles son las aptitudes que debe tener una persona para poder dedicarse a la natación sincronizada?
Elena: Necesita que le guste el deporte y mucho empeño. Tiene que gustarle de verdad y querer mejorar día a día. Y luego cada una tiene sus cosas buenas. Unas son más fuertes, otras más rápidas, otras más elásticas.
Alba: Debe saber nadar un mínimo. Hay equipos que buscan una figura estilizada, pero aquí hemos tenido niñas que no seguían ese patrón y han sido mucho mejores que otras que tenían esta silueta.

Club Natación Sincronizada Pontevedra

¿Cuál ha sido el momento más especial para vuestro equipo?
Elena: El año pasado cuando ganamos la copa gallega de clubs. Fue increíble. Todas sabíamos que había esa posibilidad de ganarla, pero fue en el momento que nos dijeron que la ganábamos que sentimos que todo el esfuerzo había valido la pena.
Alba: A nivel grupal, el campeonato gallego que conseguimos en el verano de 2015. Llevábamos muchos años intentándolo. Y a nivel individual, mi último campeonato de España que fue en el 2014. Fue mi último campeonato juvenil.

¿Cuáles son los retos del equipo para este año?
Elena: Intentar estar en lo alto en la clasificación gallega tanto individual como de forma grupal. En los campeonatos de España es muy difícil conseguir algo allí, pero siempre vamos a darlo todo y decir aquí está el CNS de Pontevedra.
Alba: El 14 de mayo tenemos el campeonato de base y el 18 y 19 de junio las niñas de nivel tienen el Campeonato de Gallego. Nuestro objetivo es volver ganar la copa como el año pasado, pero hay que esforzarse mucho, pero creemos que el equipo juvenil pueda conseguir la plata o el oro, y el infantil mantener la plata. A nivel grupal, tenemos más posibilidades, las niñas han mejorado mucho y están muy compenetradas, hacen muy buen grupo.

¿Cómo afrontáis el campeonato del próximo 14 de mayo?
Elena: Con nervios pero hay que ir a darlo todo! Si al final no conseguimos los resultados que queremos, saber, por lo menos que nos hemos esforzado al máximo.

¿Cuáles son tus ídolos?
Elena: Personalmente, me encanta Virginie Dedieu, una nadadora francesa. Pero, a nivel de España Gemma Mengual, junto al resto de componentes de la selección española, porque revolucionaron este deporte y lo hicieron más visible.

¿Te gustaría dedicarte a la natación sincronizada profesionalmente?
Elena: Me encantaría. Cuanto más lejos puedas llegar en algo que te gusta, mejor.
Alba: Me hubiese gustado. En Galicia cada vez hay más nadadoras que destacan a nivel español pero es muy difícil en Galicia llegar a lo más alto.

¿Qué otras aficiones tienes?
Elena: Respecto a los estudios me gustaría hacer Medicina. En cuanto a otras aficiones, es difícil, ya que la natación sincronizada es un deporte a tiempo completo, pero me gusta mucho escribir y tocar instrumentos, como el piano o la guitarra.

¿Has vivido algún momento duro en el que pensaras en dejarlo?
Elena: Muchas veces he vivido momentos así, pero seguí haciéndolo porque cuando me tiraba al agua, pensaba: ¿de verdad quiero dejar esto? Y luego decía, no puedo dejar esta gente porque se acaba convirtiendo a la familia que más quieres, las entrenadoras son como madres y los compañeros, los mejores amigos que puedas tener. Mi familia también me ha apoyado mucho en esos momentos duros. Este deporte te exige mucho y para una nadadora de sincronizada es muy difícil llegar a la cima.
Alba: Los momentos más duros son con las lesiones. Lo que más sufren son hombros y rodilllas. Yo por una lesión de hombros, hubo un momento que tuve que plantearme si continuar o no. Pero este deporte engancha, para la sincro tienes que tener una gran compenetración con tu equipo. Todas las niñas que están aquí, si tuvieran que dejarlo, no sólo les costaría por tener que dejar el deportes que les gusta, sino por el resto de las compañeras. Es lo que te hace venir todos los días por muy cansada que estés.

¿Crees que se debería dar mayor visibilidad a este deporte?
Alba: Deportes como la natación sincronizada o la gimnasia rítmica no se les da tanto valor como tienen, porque en realidad no se sabe cuánto tiempo le dedica una nadadora, cuánto está en el agua, las horas del entrenamiento fuera del agua... Todo este trabajo se debería tener más en cuenta.

Publicado el 12/05/2016 Home 0 5231

Vistos recientemente

Sin productos
Comparar 0