Seis consejos para cuidar tus pies durante una caminata

Seis consejos para cuidar tus pies durante una caminata

El verano es una época perfecta para disfrutar de la montaña. Con el buen tiempo, a todos nos apetece disfrutar de una buena ruta al aire libre. Sin embargo las ampollas y rozaduras pueden arruinar nuestra salida de verano. Por eso, si estás pensando hacer una escapada a la montaña, disfrutar de un día de senderismo o hacer el Camino de Santiago aprovechando que pasa por nuestra ciudad, te queremos dar los mejores consejos para que ninguna molestia arruine tu caminata.

1. En primer lugar, debes tener claro que el entrenamiento es importante. Si vas a realizar una ruta larga sal a caminar los días anteriores. Si además vas a llevar contigo una mochila, entrena con ésta puesta. El peso de la mochila es en numerosas ocasiones el causante de nuestras ampollas. Si consigues que tu cuerpo se acostumbre a su peso, evitarás dolores y malestares. 

2. Elige bien tus calcetines.  Aunque muchas veces pasen desapercibidos, elegir unos calcetines que se adapten a tus necesidades es muy importante. Existen calcetines especialmente pensados para la práctica de trecking, que protegerán tus pies de posibles ampollas y bacterias. Las costuras planas evitarán rozaduras y molestias. Además estos calcetines están confeccionados con tejidos técnicos como Coolmax o Dryfit que favorecen la eliminación rápida de la humedad, expulsando el sudor del zapato, o tejidos como Thermolite o Primaloft, que regulan la temperatura. Otra de las grandes ventajas de los calcetines técnicos es su gran capacidad de ajuste al pie, evitando que se mueva dentro de la bota y pueda provocar rozaduras. 

3. Lleva siempre un par de calcetines de repuesto. ¡Mete en la mochila un par de calcetines de repuesto! Por si se mojan o ensucian, debes  tener siempre otro par disponible.

4. Para evitar ampollas, aplica un poco de vaselina entre los dedos, planta y talón de ambos pies  y espera que sea absorbida antes de calzarte. 

5. Además, nunca te duches antes de salir a andar. ¡Y menos con agua caliente! Probablemente nunca lo habías pensado, pero tras un baño la piel de los pies se reblandece, haciendo que sea más propensa a ampollas y rozaduras. Así que ya sabes, dúchate siempre la noche anterior.

6. Por último, y lo más importante, elige un zapato que se adapte a tus necesidades. Si vas a realizar una ruta por alta montaña o por un terreno escarpado, deberás elegir una bota que se ajuste bien a tu tobillo. Para calcular la holgura es recomendable comprobar que puedes mover los dedos dentro de ellas. Si tienes planeada una ruta por baja montaña o una caminata de dificultad media-baja, lo ideal será que calces una zapatilla de trecking de corte bajo que favorezca la movilidad de tus pies y te aporte ligereza.  Y si lo que tienes pensado es realizar una caminata por un terreno llano, las sandalias de trecking son la mejor opción para el verano. Y añadirle unos calcetines puede que no resulte la opción más estética, pero probablemente sí la más cómoda. 

Publicado el 28/07/2015 por Chema Sport Home 0 1280

Vistos recientemente

Sin productos
Comparar 0